Donde hay AIRE no hay FUEGO. YOGA con versos.

Recuerdo haber tenido algunas experiencias sensoriales antes de conocer a Srila Gurudev, pero sus devotos son unos expertos y me dieron claves para descubrir que hay detrás de la dulce relación de amor que existe entre los amantes Radha y Krsna, que son básicamente el YOGA que podemos aspirar en esta era. De manera que otras relaciones en el aire pueden carecer de sexo (FUEGO) o estén temporalmente confundidas o en el sendero de la realización, el servicio esta controlado por un gobierno.

Pese a la confusión es muy importante recordar que el sexo hay un árbol sembrado mucho antes de que nosotros aportáramos nuestra esencia, que corresponde básicamente también a la herencia que nos deja nuestros padres, llámese hombre o mujer, desde lo biológico y un poco también para recordar el este día que celebra ONU de enfermedades raras.

Que vamos a encontrar en el fuego, es una hermosa referencia de predica que no existe necesariamente y en un cuadro económico, y que existe en el aire. Por ejemplo las personas que trabajan saben en que van a gastar su dinero, y de no saberlo van a un psicólogo. Es muy difícil que una persona que trabaje pueda cubrir sus gastos siendo conducida por la política, o que un economista no pueda hacer catarsis poniéndose en el lugar de alguien que no tiene sueldo, va a estar muy excluido de lo “normal” o del “precio justo”. Parece que las personas escriben sobre lo ya escrito, y molestan, es una viciada del sistema olímpico o para olímpico, brutalidad. Es decir no podemos vivir en todas partes como hace Dios, entonces o somos del aire o somos del fuego.

Pero las políticas de los pueblos han descubierto en la tela del crimen estatizar a sus ciudadanos, darle tareas extra académicas por así decirlo. Cosa que para el YOGA suena algo retrasado, ciego, o lisiado, no sirve de empleado, lo despiden.  En vista de la evolución la psiquiatría nos brinda un YOGA que nos va psicoanalizando, como en el trabajo supervisan a sus empleados, es mas sencillos trabajar y vivir por separado, así de sencillo. Pero la vida espiritual cuenta, la guerra y los problemas que están en el aire necesitan de nuestro fuego para resolverse, contactarlos y darle prioridad, como en los juego de mercado de la bolsas de valores, la noticias que de momento, pueden ser postura sin saber cual, valen la pena aclarar sin menosprecio al producto que esta interesado, como quien dice lo que sabe sin esperar nada a cambio, se habla de un voluntariado que existe entre lo que podemos y no debemos hacer.

Luego nos hayamos en una posición delicada, el cuadro de un YOGUI es la de un crimen que esta entre la culpa, la libertad, el asesino, la noticia, el juez, los testigos, las pruebas, los actores, la sangre, el arma, los chismosos, los argumentos, etc. todos cuentan y tenemos que aportar algo para el dialogo. En este caso no podemos si no declararnos siempre los culpables, porque son infinitos los hechos que nos hacen en la luz artificial sin colores y sin motivos para invertir en otra cosa que no sea aceptarnos tal cual somos, venga de donde venga, no estamos empoderados de la ultima palabra, la de fuerza.

 

Madhu Gopal das/@gopamadhu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s